¿Cómo activar o desactivar el inicio rápido en Windows 11?

0
365
com activar o desactivar el inicio rápido en Windows 11

El Inicio Rápido es una sección nueva en Windows 11 que proporciona una forma rápida y sencilla de iniciar aplicaciones principales. Esta útil función puede resultar muy útil para enlaces rápidos a sus aplicaciones favoritas.

Puede activar o desactivar el Inicio Rápido en Windows 11 fácilmente.

Activar o Desactivar El Inicio Rápido en Windows 11

El Inicio Rápido es una característica de Windows 11 que permite al usuario iniciar el sistema operativo de forma más rápida que antes. Al activar esta opción, se reducen los tiempos de arranque del sistema. A continuación se explicarán los pasos necesarios para activar o desactivar el Inicio Rápido.

Cómo Activar El Inicio Rápido En Windows 11

Activar el Inicio Rápido en Windows 11 es un proceso sencillo:

    • Paso 1: abre el Panel de Control.
    • Paso 2: selecciona el apartado de «Sistema y Seguridad».
    • Paso 3: selecciona «Herramientas administrativas».
    • Paso 4: selecciona «Administrador de energía».
    • Paso 5: habilita el Inicio Rápido en el menú desplegable.

Una vez que hayas realizado los pasos anteriores, el Inicio Rápido estará activado.

Cómo Desactivar El Inicio Rápido En Windows 11

Desactivar el Inicio Rápido en Windows 11 también es un proceso sencillo:

    • Paso 1: abre el Panel de Control.
    • Paso 2: selecciona el apartado de «Sistema y Seguridad».
    • Paso 3: selecciona «Herramientas administrativas».
    • Paso 4: selecciona «Administrador de energía».
    • Paso 5: deshabilita el Inicio Rápido en el menú desplegable.
Te puede interesar:  ¿Cómo Clonar un disco duro con Windows 10?

Una vez que hayas realizado los pasos anteriores, el Inicio Rápido estará desactivado.

Cómo activar o desactivar el Inicio rápido en Windows 10

El Inicio rápido es una característica de Windows 10 que le permite elegir rápidamente un programa o una función de un menú de Inicio sin tener que pasar por el escritorio o la barra de tareas. Esta característica es única en Windows 10 y le permite ejecutar aplicaciones mucho más rápido. A continuación, se ofrece una guía paso a paso sobre cómo activar o desactivar el Inicio rápido en Windows 10.

Cómo Activar el Inicio rápido de Windows 10

    • Paso 1: Haga clic en el ícono de la barra de tareas en la esquina inferior izquierda de la pantalla para abrir el menú de Inicio tanto para la edición de escritorio como para la edición para tabletas.
    • Paso 2: Seleccione «Configuración» ubicado en la parte inferior izquierda del menú de inicio.
    • Paso 3: Seleccione «Sistema» en la parte superior del menú izquierdo.
    • Paso 4: Desplácese a la sección de «Inicio y recuperación».
    • Paso 5: Haga clic en la opción «Inicio rápido» para activar esta funcionalidad.

Cómo Desactivar el Inicio rápido de Windows 10

    • Paso 1: Haga clic en el ícono de la barra de tareas en la esquina inferior izquierda de la pantalla para abrir el menú de Inicio tanto para la edición de escritorio como para la edición para tabletas.
    • Paso 2: Seleccione «Configuración» ubicado en la parte inferior izquierda del menú de inicio.
    • Paso 3: Seleccione «Sistema» en la parte superior del menú izquierdo.
    • Paso 4: Desplácese a la sección de «Inicio y recuperación».
    • Paso 5: Haga clic en la opción «Inicio rápido» para desactivar esta funcionalidad.
Te puede interesar:  ¿Cómo configurar Openvpn Free en Windows 11?

La activación o desactivación del Inicio rápido en Windows 10 es un proceso muy sencillo. Una vez completados los pasos anteriores, el Inicio rápido estará activado o deshabilitado en función de las preferencias del usuario. Esta característica es útil cuando se quiere ejecutar fácilmente aplicaciones o programas sin tener que pasar por el Escritorio o la Barra de tareas.