¿Cómo utilizar una vieja tableta o smartphone como segunda pantalla?

0
266
vieja tableta o smartphone como segunda pantalla

Si bien los computadores portátiles o de escritorio vienen con una pantalla que permite trabajar cómodamente, a veces la situación requiere el uso de una segunda pantalla para aumentar la productividad. ¿Qué hacer si no hay suficiente presupuesto para un segundo monitor?

Existe una solución ingeniosa: convertir una vieja tableta o smartphone en una segunda pantalla. Esta solución es barata y relativamente sencilla de realizar, aunque puede variar ligeramente en cada dispositivo. En este artículo le diremos cómo hacerlo.

¿Cómo utilizar una vieja tableta o smartphone como segunda pantalla paso a paso?

¿Qué necesitas?

    • Un smartphone o tableta con iOS o Android.
    • Un computador portátil o de escritorio con Windows, macOS o Linux.
    • Una conexión a internet inalámbrica.

Métodos de Conexión

  • Conectar físicamente: puedes conectar tu dispositivo viejo a la computadora mediante un cable. Esto requiere una clase específica de conector (tipo HDMI, DVI, VGA, etc.). Deberás confirmar que este conector existe en tu dispositivo antes de comprar un adaptador.
  • Hacer la conexión inalámbrica: Existen diferentes aplicaciones que permiten conectar tu smartphone o tableta a tu computadora inalámbricamente. Una popular y eficiente es TeamViewer.

Configurar la pantalla

  • En el dispositivo, descarga e instala Duet Display o una aplicación similar. Si estás usando un sistema Android, también puedes usar Splashtop Wired XDisplay.
  • Abriendo la aplicación en el dispositivo, sincronízalo con el computador, una vez conectado el dispositivo se convertirá en una segunda pantalla.
  • En tu computador puedes ajustar la resolución de la pantalla, así como la ubicación de la misma (izquierda, derecha, superior, inferior).
Te puede interesar:  ¿Cómo crear una carpeta en tu teléfono?

Usando tu nueva pantalla

Ahora que has configurado tu pantalla puedes usarla para realizar múltiples tareas:

  • Utilizarla para mostrar una presentación, o una página web.
  • Usarla como un centro de control para tus aplicaciones.
  • Descarga alguna aplicación para gestión de proyectos o de notas y usa la segunda pantalla como un tablero de control.
  • Para tener una mejor experiencia de juego, usa la pantalla adicional como un control remoto para tus aplicaciones.

Sin cables

Cuando se trata de configurar la conexión, la conexión inalámbrica es la óptima. Los cables siempre representan un problema que no necesariamente se necesita resolver. Si tienes una cuenta Wi-Fi en casa o en el trabajo, la conexión entre tu computadora y el dispositivo viejo será rápida y sencilla.

Conclusión

Utilizar una vieja tableta o teléfono inteligente como segunda pantalla es una muy buena idea para aumentar la productividad sin gastar mucho dinero. Convertir un dispositivo que puede parecer obsoleto en algo útil es una muy buena manera de reutilizarlo y sacar el mejor provecho de sus características y capacidades.

¿Qué uso se le puede dar a un monitor?

La función del monitor es que puedas interactuar con el computador, con la ayuda del ratón y el teclado. Hay varios tipos de monitores. Los monitores modernos tienen una pantalla plana LCD que es mucho mejor para la salud de los ojos que los monitores antiguos. Los monitores también sirven para usar aplicaciones multimedia como videojuegos, editores de vídeo, software de edición de imágenes, etc. Además, es un dispositivo de salida que proporciona una visualización de los datos procesados por la computadora

Te puede interesar:  ¿Cuántos años debería durar un teléfono móvil?

Beneficios

Una vez que hayas configurado tu segunda pantalla, notarás los siguientes beneficios:

    • Mayor eficiencia y productividad al trabajar.
    • Maximiza el espacio disponible en la pantalla para una mejor visibilidad de los contenidos.
    • Permite mostrar y compartir contenido con otros dispositivos en red.

Ahora que tienes esta información, comienza a disfrutar de la segunda pantalla para optimizar tu trabajo o tu entretenimiento.